Vale la pena hacer de la hora de la comida un momento para pasarlo en familia.

"Nuestra familia nunca come junta".

Vale la pena hacer de la hora de la comida un momento para pasarlo en familia.
  • Comer la comida con la familia puede hacer que un niño se sienta seguro y protegido.

  • Cuando la familia come junta, se come mejor.

  • Haga la hora que comen una prioridad por lo menos unas cuantas veces a la semana.

  • Es una lección que les será útil a sus hijos para toda la vida.

  • A veces el desayuno o las comidas después de la escuela son un buenos momentos para sentarse juntos.

Pruebe Este

En los próximos días, opten por comer juntos durante una comida.

Archivada en: 

One More Reason for Family Meals

One More Reason for Family Meals | A Little Bit Better With Keri Glassman

TextEmailSharePrint

Receta destacada

¿Tiene una Pregunta?